CONEXIÓN ROSARIO

CURSO ANUAL 2016

“EL PSICOANÁLISIS COMO PRÁCTICA DEL LENGUAJE”

 

“… ¿De qué se trata?, querría decir el estudiante si no temiera ser incongruente. “¿Qué puede ocurrir de efectivo entre dos sujetos de los cuales uno habla y el otro escucha? ¿Cómo una acción tan inasible en lo que se ve y en lo que se toca puede alcanzar las profundidades de las que presume?” (J. Lacan 26/9/53)

 

ORIENTACIÓN: El desarrollo del curso durante este año, continúa con la orientación, que comenzó a partir del año 2013, en función de un orden de cuestiones que surgen  de lo que el mismo J. Lacan postula, en la conferencias dictadas entre el 67 y el 68, y que aparecen publicadas bajo el título “Mi enseñanza”. Donde afirma que su enseñanza ha sido el lenguaje, y ninguna otra cosa. Ciertamente la enseñanza del psicoanálisis mantiene su especificidad, en comparación con la enseñanza de cualquier otra materia, particularmente en lo que hace al lugar del saber, nadie puede ser enseñado más que en la medida de su saber, de donde resulta que en psicoanálisis, no se trata de la acumulación de información, ni de la transmisión de un saber, de enseñante a enseñado. Entonces ¿de dónde se espera saber?  El psicoanálisis, en lo que atañe a la enseñanza, exige de aquellos que participan una posición “activa”, que incluye (como suele considerarse), el análisis de los “candidatos”, en la perspectiva del deseo de practicar el psicoanálisis, como analistas, lo que no es obligatorio. El horizonte, el punto de mira, de la enseñanza del psicoanálisis, es la práctica del análisis, es de allí, desde Freud  a nuestros días,  de donde surge y se ha desarrollado la formalización, sus conceptos y su teoría.

¿De dónde resulta la necesidad de la enseñanza del psicoanálisis?  Su lugar está dado, precisamente, en la falta de complementariedad, de conformidad, entre la esencia del psicoanálisis, y el quehacer del analista. Qué hace, o qué debe hacer el “analista”, de forma tal de obrar como analista, y que su quehacer esté conforme a la esencia del psicoanálisis, imperativo implícito y bastante generalizado ¡a no desesperar! nadie está a la “altura”.

Dicho de otro modo, hay una brecha insalvable, entre la amplitud que el lenguaje hace posible, lo que puede ser dicho, y la doctrina. Para el  analista no hay otra referencia por fuera de lo que se  dice  en un análisis, contingencias incluidas. No está escrito qué hacer, ni es posible anticipar lo que “se debe escuchar”.

Los asistentes  contarán con las clases desarrolladas durante el curso, a partir del año 2013, las que ofician, como una referencia respecto del orden de cuestiones tratadas.

Durante este año, y condensadamente, trataremos la cuestión de la Interpretación en psicoanálisis, su eficacia, sus límites, su relación al lenguaje, lo posible y lo imposible de decir, el desciframiento, y el goce que en el hablar se cifra y nada quiere saber.

Dirección del Curso: Gabriel Levy

Directora Adjunta: María del Rosario Ramírez

Clases a cargo de: Gabriel Levy,  María del Rosario Ramírez, y otros  miembros de Freudiana invitados.

Frecuencia: 1ros y 3ros sábados 10hs.

Inicio: 9 de abril 10 hs. Próxima clase sábado 16 de abril.

Lugar: Centre Català. Entre Ríos 761/5. ROSARIO